the rock world

este es un foro solo para los amantes del rock y heavy metal


    rock alternativo

    Comparte
    avatar
    Giana Lawliet
    super metal star - admin
    super metal star - admin

    Mensajes : 9
    Fecha de inscripción : 14/10/2011
    Edad : 20
    Localización : en tu casa debajo de tu cama, te voy a jalar los pies XD

    Hoja de personaje
    estilo muscial favorito: metal alternativo
    instrumento: voz
    experiencia:
    65/100  (65/100)

    rock alternativo

    Mensaje por Giana Lawliet el Dom Ene 27, 2013 6:00 pm

    El término rock alternativo hace referencia a un conjunto de géneros de rock que nacieron en los años 80 y alcanzaron sus mayores cuotas de popularidad en los años 90, así como a todos los subgéneros que han surgido a partir de ellos desde entonces. Estos términos se acuñaron para describir la música de los grupos que grababan sus discos en discográficas independientes y que no se ajustaban a la música mainstream de la época. Entre los diversos géneros que han surgido en la escena independiente, cabe destacar el grunge, el indie o el britpop, entre muchos otros. Estos estilos tienen en común la herencia del espíritu del punk y de los géneros que surgieron a partir de él.
    Aunque la denominación hace referencia al rock, algunos de los subgéneros que engloba también reciben la influencia de otros estilos como el pop rock, el folk, o el jazz entre otros. En ocasiones el término se ha empleado equivocadamente a partir de los 90 como una expresión comodín para denominar, paradójicamente, al rock en general.
    Durante los 80, el éxito comercial de algunos grupos de rock alternativo que no abandonaron sus planteamientos originales como R.E.M. o The Cure, supuso que no se diera tanta importancia a grabar para una discográfica independiente o tener éxito únicamente en circuitos underground, como a ser una alternativa a la música comercial. En los 90 debido al éxito en todo el mundo de corrientes musicales como el grunge y el britpop, varios grupos etiquetados bajo esta denominación llegaron a obtener un éxito masivo. El rock alternativo tiene también fuertes influencias del hard rock en la agresividad de algunas canciones, velocidad y solos de guitarras bien trabajados y energéticos.

    La música conocida actualmente como rock alternativo fue denominada bajo otras etiquetas antes de que el adjetivo «alternativo» fuera de uso común. En el Reino Unido se utilizó la expresión «college rock» para definir la música que se programaba en las emisoras de radio universitarias y los gustos de los estudiantes que las escuchaban. En Estados Unidos el término más empleado fue «indie», denominación que nació alrededor de 1985 para agrupar a varios subgéneros5 y que sigue vigente en la actualidad. «Indie rock» fue la expresión equivalente en EE. UU. hasta el auge comercial que vivió el género en los primeros 90, debido a que la mayoría de estos grupos grababan en compañías independientes. Hacia el año 1990 se popularizó el término «rock alternativo», aunque la expresión comenzó a utilizarse a mediados de los 80.
    El rock alternativo se ha definido desde sus inicios por su rechazo al mercantilismo de la cultura establecida. Los grupos alternativos de los 80 actuaban en pequeños clubes, grababan en discográficas independientes y eran conocidos por sus seguidores a través del boca a boca. El rock alternativo no es un estilo musical como tal, sino una denominación muy amplia que abarca desde las guitarras distorsionadas y las letras depresivas del grunge, hasta la inocencia desaliñada del twee pop, pasando por el pop revivalista del britpop, las melodías etéreas del dream pop o la experimentación del post rock.

    En los años ochenta las radios universitarias de EE. UU. comenzaron a difundir el rock alternativo mientras las emisoras comerciales ignoraban a estos nuevos grupos. Sin embargo, en el Reino Unido fue divulgado en la BBC One por varios disc jockeys, entre los que destaca especialmente John Peel, célebre en todo el mundo por sus famosas Peel Sessions. Por este motivo, algunos artistas que eran considerados de culto en Estados Unidos, obtuvieron un considerable éxito en el Reino Unido. En 1986 nació el programa nocturno 120 Minutes en la cadena de televisión MTV, espacio que se convertiría en el escaparate más popular del rock alternativo hasta su explosión comercial en los 90.

    Aunque la mayoría de los artistas alternativos de los 80 no consiguieron grandes ventas de sus discos, ejercieron una considerable influencia en los músicos que crecieron en esta década y pusieron la base para su posterior éxito masivo. El éxito comercial del álbum Violator de Depeche Mode, editado en 1990, llevó a muchos grupos de rock alternativo a introducirse en el mainstream, cosechando grandes ventas a la vez que buenas críticas por parte de la prensa especializada. Sin embargo, muchos de estos artistas rechazaban el éxito por contradecir la ética do it yourself y la idea de autenticidad artística en la que siempre habían creído antes de obtener la popularidad. Después de que la mayoría de estos grupos se disolvieran o se apartaran voluntariamente del foco de atención, el rock alternativo dejó de ser popular entre las audiencias mainstream.

    Los primeros grupos alternativos estadounidenses como Dj Rafafire Violent Femmes o The Feelies combinaban las influencias del punk con música folk norteamericana y sonidos más comerciales. R.E.M. fue el primer grupo alternativo en tener éxito comercial cuando su álbum de debut de 1983, Murmur, entró en el Top 40 en EEUU.10 La corriente llamada Paisley Underground, surgida en Los Ángeles y representada por grupos como Dream Syndicate o Green on Red, también estaba muy relacionada con el sonido de R.E.M. al incorporar en su música influencias del rock psicodélico y armonías vocales y juegos de guitarras característicos del folk rock, combinadas con la herencia del punk y de grupos de culto como The Velvet Underground. Todas estas bandas fueron agrupadas en Europa bajo la denominación «Nuevo rock americano», nombre que se popularizó a mediados de los 80 para referirse a este sonido.11
    Varias discográficas indie estadounidenses, como SST, Twin/Tone, Touch and Go, Dischord Records o Sub Pop protagonizaron la transición desde el hardcore punk, que fue la corriente dominante en la escena underground norteamericana a principios de los 80; hasta los diferentes estilos de rock alternativo que estaban surgiendo.12 Los grupos de Minneapolis Hüsker Dü y The Replacements fueron representativos de este cambio, ya que procediendo del hardcore pronto ampliaron sus influencias evolucionando hacia un sonido más melódico que culminó en los álbumes Zen Arcade de Hüsker Dü y Let it Be de The Replacements, ambos publicados en 1984. Estos dos discos, así como los siguientes que grabarían ambos grupos, fueron aclamados por la crítica y llamaron la atención hacia el emergente rock alternativo. En el mismo año la discográfica SST también publicó discos de otros grupos que contribuyeron a la expansión de la escena, como es el caso de Minutemen y Meat Puppets, quienes combinaban el punk con funk y country respectivamente.
    Al igual que estos grupos, otras bandas comenzaron a sumar otras referencias a su sonido partiendo del hardcore. Dentro de la activa escena de Washington D.C. surgieron corrientes musicales como el emo-core y el post-hardcore impulsados por la discográfica Dischord Records y grupos como Rites of Spring y Embrace, cuyos miembros formarían la influyente banda Fugazi en 1987. Al mismo tiempo Bad Religion se convirtió en el grupo más importante del hardcore melódico, dando cobijo a otros grupos del mismo género en la discográfica de su propiedad Epitaph Records.
    A finales de la década, la escena independiente estadounidense y las radios universitarias estaban dominadas tanto por el college rock de They Might Be Giants, Camper Van Beethoven, o Throwing Muses, como por el noise pop de Sonic Youth, Pixies y Dinosaur Jr, o por las propuestas más ruidistas y desafiantes de The Pixies, Big Black, Butthole Surfers o Pussy Galore.
    Durante este periodo, varios grupos alternativos comenzaron a firmar contratos con discográficas multinacionales, como fue el caso de Hüsker Dü y The Replacements, quienes obtuvieron una mínima repercusión. Por el contrario, otros grupos como Coin (banda), R.E.M. y Jane's Addiction consiguieron discos de oro y platino, preparando así el camino para la explosión alternativa posterior. El caso de los Pixies fue diferente, ya que consiguieron una notable repercusión en Europa mientras en su país fueron ignorados por el público y la industria.
    También surgieron otras nuevas etiquetas como el metal alternativo o el rock de fusión, que combinaban el heavy metal y el funk con los sonidos alternativos. Sus representantes más notables fueron Rage Against the Machine, Incubus, Coin (banda), Red Hot Chili Peppers, Faith No More, Living Colour o los mencionados Jane’s Addiction, todos ellos grupos que grababan en multinacionales y que rápidamente consiguieron una considerable popularidad.
    Así pues, a principios de los años noventa la industria musical ya estaba advertida de las posibilidades comerciales del rock alternativo, por lo que las compañías multinacionales siguieron reclutado a grupos del género, entre ellos Sonic Youth, Dinosaur Jr., o Nirvana.

    El grunge fue un subgénero del rock alternativo que nació en la ciudad de Seattle a mediados de los 80 y que sintetizó el hard rock de los primeros 70 y el hardcore punk mediante el uso de guitarras distorsionadas, efectos fuzz y acoples. El año 1991 se convirtió en un año clave en el rock alternativo en general y en el grunge en particular debido a la publicación de Nevermind, el segundo y más conocido álbum de Nirvana, así como de los álbumes Ten de Pearl Jam, Badmotorfinger de Soundgarden, Dirt de Alice in Chains, además de álbumes alternativos como Out of Time de R.E.M. y Blood Sugar Sex Magik de Red Hot Chili Peppers. El sorprendente éxito de Nirvana con Nevermind provocó que las radios comerciales comenzaran a programar rock alternativo y abrió las puertas del mainstream a otros grupos, al mismo tiempo que las multinacionales discográficas, confusas por el éxito del género e impacientes por sacarle partido, empezaron a contratatar masivamente a grupos alternativos.
    La explosión del rock alternativo contó en Estados Unidos con la ayuda de la cadena televisiva MTV y de Lollapalooza, un festival itinerante que ayudó a popularizar a grupos alternativos como Nine Inch Nails, Primus, The Smashing Pumpkins, o Hole. A mediados de los 90 la música alternativa era sinónimo de grunge para los medios de comunicación no especializados y para el público general, y la supuesta «cultura alternativa» comenzó a ser comercializada al igual que ocurrió con la contracultura hippie a finales de los 60. Durante los 90 muchos artistas de música comercial como Alanis Morissette o Hootie and the Blowfish fueron promocionados por las discográficas multinacionales como artistas alternativos aprovechando la popularidad del género, al mismo tiempo que otros grupos como Third Eye Blind, Goo Goo Dolls o Matchbox 20 tomaron ciertas características del rock alternativo para darles un sonido más comercial y convencional. El New York Times afirmó en 1993 que «el rock alternativo no parece ya muy alternativo, cada multinacional tiene un puñado de grupos guitarreros con camisas anchas y vaqueros raídos, grupos con aspecto rebelde y buenos riffs que cultivan lo oblicuo y lo evasivo, que ocultan melodías pegadizas con ruido y música de artesanía con despreocupación».
    Pese a esta banalización, la música alternativa que se mantuvo alejada de las compañías multinacionales y el ruido mediático vivió una época de gran creatividad en la que surgieron multitud de grupos noveles y nuevos sellos como Domino Records, Matador Records o Merge, que se sumaron a los creados durante los 80. También surgieron otros géneros de rock alternativo como el Lo fi (en español baja fidelidad), representado por grupos como Pavement, Sebadoh o Guided by Voices, movimiento que volvía a las raíces del rock alternativo dando más importancia a la música y la actitud que a la pericia instrumental y a las grabaciones sofisticadas. Otros nuevos géneros como el post-rock y el math rock se caracterizaron por explorar nuevas vías combinando el jazz, el rock experimental y el krautrock con el rock independiente.
    Por su parte, el movimiento Riot Grrl, cuyo mayor exponente fue el grupo Bikini Kill, reivindicaba un mayor protagonismo de las mujeres en el rock y se inspiraba en mujeres como Kim Gordon o Kim Deal y en grupos femeninos como Hole, L7 o Babes in Toyland. Las mujeres, a diferencia de otras corrientes musicales anteriores, tuvieron un gran peso en el rock alternativo; muchas bandas contaron con chicas instrumentistas en su formación y grupos y artistas como Throwing Muses, Belly, The Breeders, Liz Phair, Juliana Hatfield, Come, Sleater-Kinney o la británica PJ Harvey entre otras, destacaron por sus letras en las que trataban temas como el amor y el sexo desde una perspectiva femenina y en ocasiones feminista.
    El protagonismo del rock alternativo en el mainstream comenzó a declinar por varios motivos, entre ellos la muerte de Kurt Cobain en 1994 y el litigio de Pearl Jam contra la promotora de conciertos Ticketmaster, que provocó que no pudieran actuar en buena parte de los Estados Unidos.9 Sin embargo, otros grupos como Weezer o Foo Fighters y grupos de punk rock como Green Day y Offspring que también fueron etiquetados como alternativos en la época, siguieron gozando de grandes ventas a mediados de la década. En 1998 otro hecho significativo mostró el declive del rock alternativo más orientado al mainstream cuando el festival Lollapalooza no pudo encontrar un cabeza de cartel para la edición de ese año, a lo que se refirió la revista Spin cuando afirmó que «en estos momentos Lollapalooza se encuentra en una situación comatosa al igual que el rock alternativo». A comienzos del siglo XXI los principales grupos alternativos que consiguieron éxito en la década anterior como Nirvana, The Smashing Pumpkins, Soundgarden, Alice in Chains, Rage Against the Machine y Hole se habían disuelto. Mientras tanto, el indie rock se estaba diversificando por medio de grupos como Modest Mouse, Bright Eyes o Death Cab for Cutie, y de otros que revisitaban el garage rock como The White Stripes o The Strokes o el post punk como Interpol, bandas que consiguieron llevar otra vez el rock alternativo a las listas de éxitos. Debido al éxito de estos grupos, la revista Entertainment Weekly publicó en 2004: «Después de casi una década de dominio de grupos de rap rock y nu-metal, el rock alternativo de éxito por fin vuelve a ser bueno».

      Fecha y hora actual: Lun Dic 11, 2017 1:48 am